AMERICAN COOKIES (paso a paso)

¡Buenas!
Os traigo una receta que me encanta, American Cookies! Antes la hacía siguiendo la receta que venía por detrás de los paquetes de pepitas de nestlé que venden en EEUU, y que era la que hacía la americana con la que hice un intercambio. Sin embargo, hace unas semanas me compré el libro Cookies de Martha Stewart (maravilloso libro, ya os hablaré de él) y traía esta receta; la he hecho y el resultado me ha gustado más, así que es la que os pongo. Como es un libro en inglés os dejo las cantidades en tazas para quién tenga tazas medidoras y al lado os pongo la equivalencia, la cuál podéis consultar en la tabla de conversiones que he posteado, para las que prefieran la medida en gramos.
Por cierto, el nombre de la receta en el libro es "Soft and chewy chocolate chip cookies", que traducido muy literalmente sería algo como "galletas blanditas y masticables de pepitas de chocolate" (chewy es difícil de traducir...). Además he hecho un experimento, añadiendo a parte de la masa lacasitos (esta parte quedaría rebautizada como "soft and chewy lacasitos chip cookies", jajaja) en vez de pepitas. La receta da para unas 30 galletas (o incluso más, si apuramos más la masa y hacemos las galletas más pequeñas). Les llevé unas cuantas a mis compañeros del máster y quedaron encantados.
Están buenísimas, ¡espero que os gusten!


Ingredientes:
2 y 1/4 tazas de harina de repostería (280 gr.)
media cuharadita rasa de levadura
1 taza de mantequilla sin sal a temperatura ambiente (200 gr.)
1/2 taza de azúcar normal (100 gr.)
1 taza de azúcar moreno (200 gr.)
1 cucharadita rasa de sal o un pellizco
2 cucharaditas de esencia de vainilla
1 huevos L batidos
2 tazas de pepitas de chocolate o lo que queramos (ésto va al gusto); yo lo eché a ojo.

Preparación:
Lo primero es precalentar el horno a 180 ºC.
Luego poned en un bol o cuenco la mantequilla a temperatura ambiente (muy blandita) y añadirle las dos azúcares. Hay que mezclarlo todo hasta que quede más o menos homogéneo, como en la foto:


Añadid el huevo batido, la pizca de sal y las dos cucharaditas de esencia de vainilla y removedlo todo:


Añadid la harina y la levadura tamizadas y mezclarlo todo muy bien hasta que sea una masa homogénea. Cuesta remover, las que tengáis robot de cocina lo tendréis más fácil.

Dividí la masa en dos para hacer el experimento de poner lacasitos, y la verdad es que me gustó el resultado. A una mitad le eché pepitas de chocolate y a la otra lacasitos troceados (cada lacasito en cuatro trozos). Tenéis que echar muchas pepitas y lacasitos porque luego la galleta se expande y no parece que tenga tantos como en un principio parecía.
Ésta es la mitad de las pepitas (que es lo que decía la receta):


Ésta es la mitad de lacasitos; siento que la foto quedara tan borrosa, no me di cuenta hasta que la vi en el ordenador. En cualquier caso, la pongo para que os hagáis una idea.


Una vez tenéis la masa, toca ponerla sobre la bandeja del horno (cubierta de papel de horno o engrasada de otras forma) en forma de bolitas, para lo cuál os podéis ayudar de dos cucharadas soperas. No hay que aplastar las bolas, ya se bajarán ellas solas.
A la hora de poner las bolas de masa no os emocionéis demasiado que las galletas crecen un montón; lo mejor es que las bolitas de masa no sean muy grandes y que estén bien separadas (incluso más que en las fotos que os pongo para que os sirvan de orientación, porque alguna se me juntó un poquito):


Encima de las de lacasitos puse dos lacasitos enteros para que luego se vieran en las galletas.

Tenéis que meter las galletas al horno (ya precalentado a 180ºC) de 10 a 12 minutos (en el mío fueron 11). Cuando las saquéis deben estar más doradas, los bordes más oscuros y el centro cuajado pero que se vea que aún está blando (al enfriarlas se terminará de endurecer pero se quedará blandito). No os paséis mucho del tiempo que os he dado, porque da la sensación de que no están hechas pero sí lo están.
¡Mirad cómo crecen!


Como son "soft and chewy", tenéis que dejarlas enfriar en la propia bandeja del horno de 3 a 5 minutos, y luego pasarlas ya a una rejilla para enfriar galletas (o a la promia rejilla del horno, si la habéis dejado fuera y preparada) con mucho cuidado de que no se rompan.
Mi consejo es que esperéis al día siguiente para comerlas, ya que están mucho mejor cuando han reposado. Os puedo asegurar que están buenísimas, y le suelen gustar a todo el mundo. Para conservar galletas, como siempre, hay que guardarlas en una caja de metal (aguantan una semana fácilmente).
Aquí os dejo las fotitos del resultado final. Como podéis ver, las de la bandeja alargada son de lacasitos y las de la bandeja redonda son de pepitas de chocolate.








15 comentarios:

dulce dijo...
31 de marzo de 2011, 4:24

que buenas te han quedado y muy bien explicado, me las anoto, besos

Rocío dijo...
31 de marzo de 2011, 5:30

¡Me encanta! No voy a tardar mucho en probarlas, ya verás. La receta de las cookies que te tengo que pasar no es muy distinta de ésta, ya te contaré. Mmm, me encanta comerme una galleta recién hecha, calentita todavía, mmm!!!

Marta dijo...
31 de marzo de 2011, 5:37

Muchas gracias a las dos!!
Ro, me tienes que pasar las de la tarta de manzana YAAAA!!!

Julia dijo...
6 de abril de 2011, 3:50

Yo hago unas muy parecidas. Me encantan este tipo de galletas: rápidas de hacer y deliciosas.

Besos,

María dijo...
7 de abril de 2011, 22:49

Que riquísimas, estas las hago y vuelan, no creo que durasen mucho.

Marta dijo...
10 de abril de 2011, 10:14

La verdad es que a veces se agradecen las recetas rápidas, sencillas y deliciosas, porque la respotería normalmente requiere mucho tiempo.
Gracias por vuestros comentarios!!

Mati dijo...
15 de abril de 2011, 7:02

Gracias por publicarlo y así de bien. Mi marido es norteamericano, a ver qué tal me salen.

Criscortes dijo...
16 de abril de 2011, 18:25

Me encantan las cookies. Yo compro las de Arluy que llevan chocolate blanco y arándanos o chocolate con trocitos de avellana... están riquísimas, y esas es abrir y comer... más fácil imposible (je,je). Os aconsejo que las probéis!!!!.
Me parece que sustituir las pepitas de chocolate por lacasitos es una buena idea, sobre todo si hay peques.
Gracias por la receta, Marta.
Un saludo.

Madness&Passion dijo...
9 de diciembre de 2011, 7:32

las estoy haciendo ahora mismol, y ya huelen super bien... :)

.::Andreeeeea::. dijo...
16 de diciembre de 2012, 19:29

Se ven riquisimaaaaaas!,una pregunta, por que otra harina puede ser sustituida la harina de reposteria?, gracias de antemano por resolver esta duda. :)

Marta dijo...
3 de febrero de 2013, 8:34

¡Hola! En realidad, la harina de repostería es harina normal, aunque un poco más suelta. ¡Puedes usar la harina de toda la vida!

marela segade dijo...
20 de febrero de 2013, 8:57

Tienen una pinta estupenda! Os animos a que conozcais nuestra de cookies donde además añadimos nuestras naranjas!!

http://marela-cow.blogspot.com.es/

Algo de Olga... dijo...
23 de septiembre de 2013, 13:32

Estupendo el paso a paso! tienen muy buena pinta ;)

algodolga.blogspot.es

Marenia Zamorano dijo...
20 de octubre de 2013, 9:24

Me quedan muy finas.....se extiende tanto sola que se quedan finas como 1mm y si las dejo mas salen crujiente quemadillas y si las saco antes estan tan finas q el centro rompe....ya van dos veces.... puede ser que use azucar blanca y morena mezcladas??? Es que ya probe dos recetas diferentes y ambas salen asi.... :(....me desanimo!!

Alicia Suárez dijo...
30 de noviembre de 2013, 16:06

Hola.
Me encanta tu blog, quizás porque yo también soy licenciada en Filología Clásica y aficionada a la cocina (aunque mucho menos apañada XD).
Me gustaría saber si realmente esta receta puede salirle bien incluso a alguien que siempre sufre "desastres" con las galletas.
saludos.

Publicar un comentario en la entrada